Saltar al contenido
Inicio » como arreglar cremallera metalica

como arreglar cremallera metalica

Hoy iremos a estudiar a arreglar una cremallera metálica en el hogar. Vamos a requerir unos alicates de punta fina y unos segundos.

En los comentarios del vídeo hay cientos y cientos de comentarios que acreditan este truco, lo probaré la próxima vez que tenga inconvenientes con uno 😉

Como reparar una cremallera que se abre

)

¿Se te abrió la cremallera y no tienes idea de qué manera arreglarla? No es requisito tener entendimientos anteriores de costura ni obtener una máquina de coser.

Este es un inconveniente muy habitual. Acostumbra pasar que la cremallera no cierra y abre por el hecho de que el cursor se ha soltado, dejando la cremallera abierta. Esto va a hacer que se vuelva a abrir en el momento en que intente cerrarlo. La cremallera se abre por el hecho de que no está suficientemente apretada donde empieza el slider, al comienzo donde empieza la cremallera.

¿De qué forma reparar una cremallera que no cierra bien?

¿Tu cremallera se abre en todo momento y no cierra bien? Esto normalmente pasa pues el control deslizante de la cremallera está bastante abierto y debe sustituirlo por uno nuevo. ¿Como? Muy sencilla. Únicamente debes proseguir los pasos que te dejamos en el próximo vídeo.

Si la cremallera se abre

Hay diversos tipos de cremalleras con separadores: de nylon o reforzadas, metálicas y también inyectadas. En este vídeo puedes observar de qué manera reparar los tres géneros de cremalleras de manera realmente simple y sin precisar coser.

Hay un truco muy sencilla que, si bien no es una solución en sí, es realmente útil. Hablamos de poner una goma flexible en el orificio «pico» de la cremallera, la levantamos hasta el desenlace y la fijamos al botón del pantalón. De esta manera no se va a caer. Para ello, las gomitas enanas que se utilizan para las trenzas de los pequeños, por servirnos de un ejemplo, son excelentes.

¿De qué forma adecentar las cremalleras de la ropa?

Usa un cepillo de dientes y jabón no residual para adecentar periódicamente las cremalleras de tus prendas y complementos preferidos.

Tras revisar que la cremallera regresa a marchar adecuadamente, lávate las manos y limpia los restos de grafito con un papel absorbente. Compra un lubricante o haz uno casero, puedes usar modelos como vaselina, crayones, candelas de cera, aceite de oliva, crema humectante o asegurador labial, entre otros muchos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *