Saltar al contenido
Inicio » como arreglar lentes rayados de sol

como arreglar lentes rayados de sol

Si eres de los que transporta lentes todo el día, es muy normal que precises limpiarlas con cierta frecuencia. Por bastante precaución que poseas, siempre y en todo momento terminan ensuciándose, y la limpieza es un punto clave en el cuidado de las lentes.

El consejo básico y primordial es que jamás tienes que lavar en seco los cristales de tus lentes. En las ópticas puedes hallar líquidos concretos para llevarlo a cabo apropiadamente, adjuntado con un paño despacio. Si no tienes ninguno de estos artículos a la mano, asimismo puedes lavarlos con agua y jabón. El agua soltará las partículas que logren rayar las lentes, y el jabón retirará los restos de grasa que se han juntado y tienen la posibilidad de atraer polvo o arena, que son peligrosos para la integridad de los cristales. Lo que jamás tienes que secarlos con secador, ni limpiarlos con alcohol o colonia, en tanto que estos líquidos tienen la posibilidad de perjudicar los tratamientos a los que se someten las lentes y dañar el material del que están fabricadas las monturas.

Pasta dentífrica

Todo el planeta tiene este producto en el hogar, y es de mucha ayuda en el momento de eliminar pequeños raspones de los lentes. El dentífrico o dentífrico es idóneo para pulimentar y remover el polvo bien difícil de eliminar y reparar pequeños rasguños.

Ponga algo de pasta dentífrica en las ventanas y extiéndala uniformemente, entonces tome un trozo de lona y púlalo a lo largo de unos 2-3 minutos. Al final, enjuague con abundante agua fría y seque bien. Es esencial que hagas este desarrollo con una pasta de dientes no abrasiva, en caso contrario podrías dañar tus lentes.

Límpialas con pasta dentífrica

Como lees, límpialas con pasta dentífrica -nota- sin menta, características blanqueadoras o algún otro ingrediente revolucionario. Ha de ser una pasta dentífrica blanca básica. Va a aplicar una pequeña cantidad en una bola de algodón o un pañuelo y lo frotará en las líneas a lo largo de precisamente treinta segundos. Entonces enjuague con abundante agua fría. Retire los restos de pasta con un pañuelo sin pelusa.

En un envase añade una pequeña porción de bicarbonato y 2 de agua del mismo tamaño. Revuelva hasta conseguir una pasta y empape una bola de algodón en la mezcla. Resfrege el algodón sobre el arañazo y retire la mezcla de los lentes con agua fría. Al final, limpie la lente con un pañuelo sin pelusa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *