Saltar al contenido
Inicio » como arreglar los dientes separados

como arreglar los dientes separados

El primordial inconveniente que hace un inconveniente de diastemas hay que a una falta de coincidencia entre el tamaño del maxilar superior y el de los dientes. El espacio entre los 2 dientes, el diastema, sucede si los dientes son muchos pequeños en comparación con el hueso. La gente que tienen los dientes separados es porque por norma general tienen un frenillo mucho más grande de lo común y de ahí que se genera este espacio entre los dientes.

Este frenillo que conecta el labio superior con la encía provoca que los dientes se muevan, incrementando aún mucho más el espacio entre los dientes. Otras causas que tienen la posibilidad de ocasionar un diastema es que un individuo cuyos incisivos laterales, exactamente los próximos a los omoplatos, sean mucho más pequeños de lo común va a hacer que los incisivos centrales se peguen a los lados, separándose exactamente en el centro.

Causas del diastema

Hay múltiples causantes que tienen la posibilidad de ocasionar la separación entre dientes. Varios de los más habituales son:

  • Tamaño de los dientes: En ocasiones, por causas genéticas, los dientes tienen la posibilidad de ser pequeñísimos y no ocupar todo el espacio libre en la boca, dejando espacios entre ellos. 🇧🇷
  • Tamaño de la mandíbula: En contraste al caso previo, el inconveniente puede residir en el avance elevado del hueso de la mandíbula, que es bastante grande con relación a el tamaño de los dientes.
  • Labio hiperdesarrollado: El labio superior y también inferior son 2 tejidos que están entre la encía y el labio. Si estas membranas medran bastante, tienen la posibilidad de ocupar bastante espacio y ocasionar un espacio entre los dientes. Sucede con una mayor frecuencia en el frenillo superior que en el inferior.
  • Reflejo de deglución incorrecto: un reflejo de deglución acertado provoca que la lengua empuje contra el techo de la boca, al tiempo que una deglución errónea va a hacer que la lengua empuje contra los dientes frontales. Esta presión incesante ocasionalmente puede ocasionar que los dientes se aparten.
  • Pésimos hábitos: Existen algunos hábitos, como chuparse el dedo o mover la lengua con cierta frecuencia contra el paladar, que tienen la posibilidad de ocasionar desequilibres. Asimismo son recurrentes en personas que tienen perforaciones en la lengua, gracias a su hábito de apretar la bola de metal contra sus dientes.
  • Periodontitis: un espacio entre los dientes asimismo puede ser el resultado de la periodontitis, que puede ocasionar daños en los tejidos y ocasionar la pérdida del soporte óseo de los dientes, lo que provoca que se aflojen y formen un espacio.

¿De qué manera corregir los dientes separados?

Para comprender cuál es el régimen conveniente en pacientes con dientes separados se tiene que hacer una investigación de caso. Tenemos la posibilidad de decir que el régimen correcto en la mayor parte de las situaciones va a ser con ortodoncia, salvo en esos pacientes en los que su único inconveniente es la desproporción de los dientes entre sí y además de esto estos dientes están con perfección posicionados. Tras todo, los espacios entre los dientes, como hemos visto previamente, son la manifestación de otros inconvenientes.

Es extraño localizar casos en los que la única perturbación sea el tamaño inapropiado de los dientes. En el momento en que los dientes frontales están separados, es común hallar otros dientes que se han movido ocasionando una mordida errónea, en tal caso es requisito corregir la mordida. O que, si bien haya una desproporción, los dientes están rotados y primero hay que efectuar un régimen de ortodoncia para ponerlos adecuadamente y después proporcionarles el tamaño conveniente con una carilla.

Los diastemas de origen secundario están condicionados por causantes ambientales, así como:

Inserción baja del frenillo labial superior: El frenillo labial superior es muy fibroso, medra anormalmente y es mucho más grande de lo común. Esta membrana mucosa, que conecta el labio superior con la encía, desciende hasta los 2 incisivos centrales superiores, creando el espacio entre ellos.

Gracias a la presión de la lengua

Bastante gente presionan la lengua contra los dientes por práctica, algo que puede ocasionar un incremento de la distancia entre los dientes en un largo plazo. Frecuenta presentarse en los incisivos, dando rincón a eso que generalmente conocemos como cuchillas separadas.

Hay personas que por su genética muestran una desproporción entre el tamaño del hueso maxilar y el de los dientes. Los dientes son pequeños con relación a el hueso, con lo que están mucho más separados. En estas situaciones, la separación tiende a ser extendida a todos y cada uno de los dientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *