Saltar al contenido
Inicio » como arreglar ropa manchada con lavandina

como arreglar ropa manchada con lavandina

Tener que eliminar el maquillaje, las máculas de aceite o chocolate puede ser algo a eso que nos encontramos familiarizados a lidiar habitualmente. Pero ensuciar la ropa con lejía es, para bastantes, abandonar la prenda. La lejía es un producto químico con enormes características desinfectantes, pero que al tomar contacto con tejidos y lonas de colores, estropea los pigmentos, ocasionando una decoloración que cambia el color original de la ropa.

Si tu ropa ahora fué ‘víctima’ de este producto químico, presta atención a este producto donde te enseñamos de qué forma eliminar las máculas de lejía y qué puedes llevar a cabo si al manejar lejía de manera accidental te salpica la ropa.

Aprende a eliminar la mácula de cloro de la ropa punto por punto y deja tu ropa tal y como si nada le hubiese pasado. ¡Es sencillísimo!

¿Hay alguien que no odie las máculas de cloro en la ropa? Ver tu ropa preferida deteriorada por unas gotas que la descoloran puede ser realmente molesto. No obstante, antes de tirar tu ropa, has de saber que hay maneras de guardarla. Aquí te enseñamos de qué manera eliminar las máculas de cloro de la ropa punto por punto.

De qué forma eliminar las máculas de cloro de la ropa pasito a pasito

¿Por qué razón no emplear cloro para aclarar la ropa?

Con el tiempo, el cloro estropea la ropa por el hecho de que es enormemente oxidante, lo que quiere decir que tiene la aptitud de dañar cualquier cosa con la que entre en contacto.

Al utilizar lejía para aclarar la ropa, aceleras su desgaste, en tanto que es un complejo químico que puede ocasionar daños irreparables en la ropa, como por servirnos de un ejemplo:

Pasito a pasito:



  1. La primera cosa que tienes que llevar a cabo es ponerte los guantes.
  2. Ahora, tienes que poner una cubeta o envase de plástico sobre la encimera a una altura cómoda.
  3. Vas a poner 4 litros de agua dentro.
  4. En este momento añadirás 1 litro de lejía.
  5. Hay que removerlo realmente bien con una cuchara de madera.
  6. Es hora de ingresar la ropa dañada, solo cerciórate de que esté absolutamente sumergida.
  7. Cuando aprecies que se ha decolorado uniformemente, lo sacarás del envase.
  8. En este momento procede a vaciarlo.
  9. Una vez escurrido hay que ponerlo en agua para sacar y enjuagar todo el desarrollo previo.
  10. Regresa a chorrear y es hora de dejarlo secar completamente.
  11. Con este trámite lo que logramos es igualar el tono en toda la parte, con lo que puedes dejarlo en ese tono o llenar el trámite tiñéndolo con el color que gustes
  12. Ir regresar a utilizar este grupo tal y como si fuera nuevo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *