Saltar al contenido
Inicio » como arreglar un grifo que gotea

como arreglar un grifo que gotea

Ciertamente, más de una vez se te ha roto el grifo de la cocina o del baño y no tuviste mucho más antídoto que llamar a un fontanero pues no tienes idea de qué manera reparar un grifo que gotea. Bueno, seas manitas o no, siempre y en todo momento es esencial tener algunos conceptos básicos de plomería y para guiarte a estudiar, el día de hoy te daremos una guía con todas y cada una de las claves que te asistirán a tener éxito la próxima vez que arranques tus grifos. a gotear. ¡Anote!

  1. En el momento en que te percatas de que por más que cierres el grifo el agua no para de caer, la primera cosa que tienes que realizar antes de coger la caja de herramientas es cerrar el grifo. agua del grifo. Así, te asegurarás de que a lo largo de la reparación no se genere una fuga de agua que empeore la situación. En el momento en que hayas hecho eso y te asegures de que no se caiga ni una gota de agua, puedes ponerte manos a la obra.
  2. Comienza por desarmar el grifo, prestando mucha atención al desempeño de cada parte y colocándolas en orden de instalación, en tanto que de esta manera va a ser mucho más simple regresar a montarlo en el momento en que se repare la fallo. En verdad, los inconvenientes con los grifos acostumbran a aparecer por el hecho de que el montaje no se hizo apropiadamente.
  3. Mencionado lo anterior, la desinstalación del grifo empieza sacando primero la junta. Puedes llevarlo a cabo a mano o con una herramienta como un destornillador, una llave Allen o una llave… lo que te resulte mucho más simple.
  4. Entonces, quita el cuerpo del grifo. No obstante, según el género de grifo del que se trate, el fundamento del goteo va a venir por un lado u otra. De esta forma, por poner un ejemplo, dentro del cuerpo de la grifería monobloc hay una junta o zapata de goma que, en estado deplorable, muy probablemente va a ser la causante del goteo de la grifería. Estas juntas son de manera frecuente la causa de que los grifos goteen la mayoria de las veces.
  5. Si la junta está rota o dañada, la solución es bien simple, sencillamente reemplácela por una exclusiva idéntica. Es esencial que las dos piezas tengan exactamente las mismas medidas, en caso contrario seguiría el goteo. Para estar seguro de que las cabezas son del mismo diámetro, lo destacado es asistir a la ferretería con la parte dañada a fin de que el experto sepa cuál precisas.
  6. No es necesario que la moldura esté rota o dañada, solo debe estar sucia a fin de que el grifo comience a gotear. En esta situación, la manera de reparar un grifo que gotea es adecentar la parte con artículos concretos que puedes localizar en ferreterías y sustituirla.
  7. Una vez puesta la parte, novedosa o igual, pero ahora limpia, es hora de regresar a montar el grifo. Si has puesto las piezas como afirmábamos antes, no deberías tener inconvenientes para regresar a disponer el grifo.
  8. En este momento que el “puzzles” está montado, abre nuevamente el grifo a fin de que el agua comience a circular por las cañerías.

Procedimientos que se deben llevar a cabo para reparar un grifo que gotea

Hay múltiples géneros de grifos, como mezclador termostático, monomando, monobloque o individual. No obstante, existen algunos pasos en general que son útiles más allá de la clase de grifo que tenga. ¿Cuáles son estos pasos? ¡Aquí están!

  1. Debes eliminar la moldura de tu grifo. Este es siempre y en todo momento el paso inicial. Esto se puede llevar a cabo con un destornillador o una llave inglesa, si bien si tienes suerte puedes llevarlo a cabo a mano.
  2. Ten precaución. Presta atención a cada aspecto, en especial donde está cada parte que manejas. ¡Entonces deberás montarlo nuevamente!
  3. En este momento sí o sí deberás utilizar una llave inglesa o una llave allen. ¿A fin de que? Bueno, para eliminar el cartucho de su grifo. Lo que generalmente se conoce como el cuerpo del grifo. Hay una particularidad con los grifos monobloque y esta podría ser la clave para solventarlo. Tienen una junta o zapata de goma que, si está en estado deplorable, es prácticamente seguramente sea la causa del goteo de tu grifo.
  4. Si el adorno está muy desgastado o de forma directa roto, deberás reemplazarlo por uno nuevo. Lo mejor es que cualquier ferretería en su vecindario indudablemente va a tener piezas de repuesto. Asimismo es posible que esté sucio. Con el apoyo de ciertos artículos particulares puedes limpiarlo y regresar a ponerlo en el grifo.
  5. Si es requisito sustituir la junta por una exclusiva, es indispensable que la parte novedosa tenga exactamente el mismo diámetro que la parte vieja que instaló. No debes medirte… Solo transporta la parte vieja a la ferretería para equipararlas.
  6. ¡Ahora tienes la novedosa placa! En este momento debes regresar a montar tu grifo. Como tuviste precaución al desmontarlo, en este momento no vas a tener inconvenientes para regresar a montarlo. Aun de este modo, te advertimos que un montaje mal efectuado puede traer nuevos inconvenientes a tu grifería.
  7. ¡Hemos terminado! ¿No fué tan difícil? En este momento es suficiente con abrir nuevamente el grifo y revisar que todo marcha con normalidad y que el grifo dejó de gotear.

Causas por las que un grifo gotea

Hay 2 fundamentos primordiales por los que un grifo puede gotear: deterioro de los materiales (algo suelto) o mugre. En las griferías viejas el goteo tiende a ser provocado por el deterioro de las juntas de la grifería, en las modernas por la acumulación de cal en el cartucho cerámico. Los dos inconvenientes hacen que el paso del agua no quede totalmente impedido.

Eliminar la moldura

Ahora, es hora de sacar la moldura del grifo (ese género de anillo que va bajo la perilla), tal como la llave del grifo.

Con el apoyo de una llave, desenroscamos el grifo. En este momento es el instante de eliminar las juntas dañadas.

Montar el grifo

Una vez reparado el mecanismo hay que regresar a montar el grifo. Para eludir inconvenientes, es esencial que mires bien de qué manera se puso cada parte antes de desmontarla. Si un tornillo te ofrece inconvenientes, lo destacado es que no lo fuerces y comiences a montarlo nuevamente desde el comienzo. Si está deteriorado, es inútil.

Finalmente, abre el agua y verifica que el grifo abre y cierra apropiadamente. Es muy normal que al comienzo salga aire con el agua, conque no la abras de súbito. Además de esto, posiblemente hayan quedado ciertos restos, conque desenrosque el filtro y manténgalo abierto a lo largo de unos segundos antes de cerrarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *