Saltar al contenido
Inicio » como arreglar una uña rota sin pegamento

como arreglar una uña rota sin pegamento

Romperse una uña es horrible, y no solo por el aspecto estético, sino puede ser realmente lamentable y hasta arriesgado, por el hecho de que si se engancha en algo o nos raspa la piel, todo empeora, pero despreocúpate, pues hoy iremos a descubrir un truco de algodón para reparar una uña rota o sin recortar y sin pegamento.

En el momento en que nos encontramos bastante tiempo cuidando nuestras uñas a fin de que medren sanas y lindas y de pronto se nos rompe el corazón asimismo con eso de ver todo nuestro esfuerzo desperdiciado, pero antes de cortarlas, hay son ciertos pequeños trucos que puedes evaluar y no, no precisas emplear acrílico, ni gastar dinero o asistir a un profesional, puedes llevarlo a cabo en la tranquilidad de tu hogar con artículos que probablemente ahora poseas.

De qué forma reparar de manera fácil una uña en tres minutos

No precisas cortarte la uña, en especial si deseas alargarla para un acontecimiento particular. Además de esto, si cortas donde se rompió, podrías dañar o dejar la uña con púas.

Para arreglar una uña rota en escaso tiempo, todo cuanto precisa es:

Emplear pegamento para uñas

Real Repair

Este es el paso más esencial, con lo que hay que usar el polvo acrílico citado previamente, repetimos que no se tienen que usar materiales de cocina para tratar las uñas rotas.

El acrílico debe aplicarse de forma traje, eludiendo el contacto con las cutículas, así se puede sacar una lima para ofrecer un acabado mucho más estético. Se precisarán 2 capas de acrílico, con lo que se aconseja aguardar a que la primera se seque antes de utilizar la segunda.

Solo pegamento

Es un tanto evidente, pero en el momento en que se rompe raras veces pensamos en emplear pegamento para uñas: pero si lo tienes a mano en tus artículos de precaución, aprovéchalo. No precisarás cortarlos todos, en especial si solo una sección está rota, solo lima el área dañada y coloca una pequeña gota de adhesivo. Para acabar, aplica 2 capas de esmalte de uñas transparente y ¡listo! Tal y como si nada hubiese pasado.

Para no tener que repararlas, integrar el llamado «aceite de cutículas» en tu rutina de precaución puede diferenciarse. Es un producto elaborado con distintas aceites humectantes, que endurecen la cutícula y por lo tanto las uñas. Acostumbran a contener una mezcla de aceites, normalmente jojoba, pepita de uva, almendra y mucho más químicos activos para progresar su absorción, cuyo propósito es humectar las cutículas, alimentar las uñas y fomentar un desarrollo saludable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *