Saltar al contenido
Inicio » como reparar cerradura de la puerta

como reparar cerradura de la puerta

Contenido

  • Cerradura de la puerta frontal bloqueada en situación clausurada
  • De qué forma arreglar la manilla de la puerta
  • De qué forma arreglar una cerradura de puerta que se pega
  • Cerradura de puerta que se pega

Una cerradura de puerta corrediza que no marcha puede ser el resultado de un tiempo dinámico Las condiciones estacionales que ocasionan que la madera en torno a la pista para extenderse o contraerse. Pero si no ha sentido un cambio en la manera en que se desliza la puerta, posiblemente la cerradura de la puerta corrediza no ande.

Frecuentemente algo sale mal con el actuador del pestillo y no se arroja o retrae apropiadamente. Esto puede ocasionar que falte el pestillo y que no se trabe o que tenga contrariedad para desbloquearlo. No obstante, la reparación de cerraduras de puertas corredizas requerirá un remplazo total o parcial de la cerradura.

Frente de la cerradura:

  • El picaporte, verificamos si está desgastado o si la parte coincide con la apertura de la caja por donde sale. Si verdaderamente coincide, va a ser una parte a mudar, se activa el resorte con el pulgar, verificando que tiene buena tensión (esto adelanta lo que logramos hallar antes de abrir la tapa).
  • Al abrir el cerrojo o pestillo de llave, los pestillos (rectangulares o cilíndricos) frecuentemente se doblan (así sea por el hecho de que fueron forzados en un intento de apalancamiento, o por un fuerte golpe), esto da un concepto de lo que resolución a tomar: reparar o descartar.
  • Desplazar un tanto la caja de la cerradura puede señalar que dentro existe algún objeto suelto, puede ser una parte rota, un fragmento de llave o algún objeto extraño (monedas, cables, etcétera.).

Verifique la parte de abajo, como el orificio de la tuerca, para poder ver si está desfigurado. Esta es una parte que se frecuenta emplear en el momento en que se da un giro la manilla para abrir la puerta y en consecuencia se gasta.

No ajustan

Otro inconveniente muy habitual es que no ajustan bien y cuesta abrir y cerrar. Podría deberse a que la puerta se haya desenganchado o a que la placa del pestillo esté mal alineada.

Si comienzas a tener este inconveniente, no tardes bastante en solventarlo, puesto que podrías quedarte atascado ahora.

Paso 1

Póngase guantes y retire las repletas de plástico del panel de ingreso con las manos. Retire asimismo las tapas de los agujeros de los tornillos.

Introduzca la herramienta de extracción de cuadros bajo el panel de control del interruptor. Este es el panel que cubre el área en torno a la cerradura y los controles de las ventanas. Suelte de manera cuidadosa el panel y retírelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *