Saltar al contenido
Inicio » como reparar dientes separados

como reparar dientes separados

Un “diastema” es un área de espacio plus entre 2 o mucho más dientes. El diastema se puede ver con una mayor frecuencia en los 2 dientes precedentes de la zona del maxilar superior, si bien este cambio puede suceder entre cualquier par de dientes. Varios pequeños tienen espacios en el momento en que se les caen los dientes de leche, si bien en la mayor parte de las situaciones estos espacios se cierran en el momento en que erupcionan los dientes permanentes. Es frecuente hallarlo en la sonrisa de los mucho más pequeños. El diastema tiende a corregirse transcurrido un tiempo de manera natural.

El primordial inconveniente que hace un inconveniente de diastemas hay que a una falta de coincidencia entre el tamaño del maxilar superior y el de los dientes. El espacio entre los 2 dientes, el diastema, sucede si los dientes son muchos pequeños en comparación con el hueso. La gente que tienen los dientes separados es porque por norma general tienen un frenillo mucho más grande de lo común y de ahí que se genera este espacio entre los dientes.

Este frenillo que conecta el labio superior con la encía provoca que los dientes se muevan, incrementando aún mucho más el espacio entre los dientes. Otras causas que tienen la posibilidad de ocasionar un diastema es que un individuo cuyos incisivos laterales, exactamente los próximos a los omoplatos, sean mucho más pequeños de lo común va a hacer que los incisivos centrales se peguen a los lados, separándose exactamente en el centro.

¿Qué son las facetas?

Las carillas son un régimen dental que tiene como propósito mudar la manera, el tamaño o el color del diente. Es un régimen esencialmente estético.

Para esto se añade el material de manera directa al diente en su parte de afuera, carillas de composite o poniendo una fina cubierta de material cerámico sobre el diente.

Anomalías del frenillo labial y lingual

La gente poseemos 2 géneros de aparatos en la boca, que son membranas que se usa para articular el movimiento de la lengua y los labios.

A veces el frenillo labial superior se lleva a cabo en demasía, impidiendo el acercamiento de los dientes centrales superiores. Y consecuentemente, se genera un espacio o diastema.

Carillas bucales

Las carillas bucales están indicadas para pacientes que desean una solución rápida y también instantánea, con lo que si has descartado la utilización de ortodoncia por el tiempo que va a llevar corregir el inconveniente, esta podría ser una solución ideal en el momento en que hay una desproporción de tamaño entre el hueso de la mandíbula y los dientes. El régimen con la utilización de carillas bucales radica en contemplar el hueco que dejan los dientes separados y disimular el diastema y progresar tu sonrisa, puesto que las carillas bucales asimismo asisten a arreglar el color, la manera y la situación de los dientes.

Otra solución es que el dentista sugiera una frenectomía, consistente en una pequeña cirugía bajo anestesia local que está indicada en el momento en que el frenillo del labio superior está desproporcionado con relación a los incisivos, ocasionando un espacio entre ellos. Tras la cirugía hay que proseguir con la ortodoncia la que va a ser de mucha ayuda a fin de que la corrección sea triunfadora. Solo si se efectúa una frenectomía en pequeños no es precisa la ortodoncia para llenar el régimen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *