Saltar al contenido
Inicio » como se arregla cortina de enrollar

como se arregla cortina de enrollar

Para reparar una persiana es necesario por lo menos un martillo, unos destornilladores y algo de paciencia.

Estos son los procedimientos que se deben llevar a cabo:

Persiana automática

Tu persiana puede ser alguno de los modelos precedentes, pero no manual, sino se instala con un pequeño motor que deja subirlo y bajarlo de la manera mucho más cómoda y precisa. Las persianas mucho más enormes y pesadas tienden a ser automáticas.

Una persiana automática que no sube es un inconveniente más difícil de arreglar. Si bien puedes revisar el mecanismo por una fácil incompatibilidad, solicitud su manual de usuario o normas, lo destacado es preguntar con un instalador experto en esta clase de persianas. Y sucede que las persianas automáticas tienen la posibilidad de padecer daños en sus motores de elevación, pero la reparación siempre y en todo momento va a ser mucho más segura y correcta si recurres a un experto o instalador para eludir dañar el motor o agudizar el inconveniente.

De qué forma marcha una persiana

Las persianas están formadas por una secuencia de lamas y un eje sobre el que se enrollan, ubicadas en una caja.

Las lamas tienen la posibilidad de ser de PVC o de aluminio, prefiriéndose el aluminio por causas de durabilidad. Se fijan al eje a través de ganchos metálicos.

Substitución de lamas y correas para arreglar una persiana

En ocasiones la persiana se dobla, al subir o al bajar, o sencillamente, un día se nos cae de pronto. Es posible que ni el eje ni la polea estén dañados. Lo mucho más posible es que se haya roto el primer listón, que aguanta todo el peso. Las correas de unión asimismo podrían estar rotas o, si la persiana es viejísima, tirantes preparados con cinta adhesiva gastadas por la utilización. ¿Qué hacemos en estas situaciones? Sustituimos el primer listón a fin de que consigas ver de qué manera se ponen las tiras si eso es lo que es necesario para ti sustituir. Y para eludir que el cuerpo de la persiana vuelva a caer, retiramos una lama deslizándola hacia un lado. De la misma manera extraemos el sable que iremos a mudar y la correa. Cortamos un listón nuevo a la medida. Asimismo se puede recortar con sierra, pero como es una parte frágil y acostumbra llevar espuma de poliuretano dentro suyo, te recomendamos que la cortes apoyándola sobre una área plana, para dañarla lo menos viable con la sierra. En este momento tenemos la posibilidad de ingresar el nuevo rastrel, deslizándolo por la ranura del rastrel previo. Ahora, ponga los tiradores, deslizándolos asimismo por la ranura de la última lama. En este momento llega el instante de fijar la persiana en el eje. Para esto, bajamos toda la persiana hacia afuera de la estancia y pasamos la última lama con las lamas sobre el eje, tirando de ella hacia nosotros. Ingresamos las patas de los mangos en las ranuras que tiene nuestro eje para este fin. Siempre y en todo momento es preferible sustituir las lamas dañadas por otras novedosas. Si sencillamente los quita conforme se estropean, las persianas se acortarán poco a poco más y no va a poder obscurecer absolutamente la habitación.

  • Hecho con los dos. Arreglar o mudar persianas
  • Quédate en el hogar: las mejores ideas de bricolaje y cuidado del hogar

Cuidado

Las persianas metálicas precisan cuidado. La lubricación es escencial. Si los raíles no están bien lubrificados, va a ser bien difícil que las persianas metálicas suban o bajen. Pero lo más esencial es la calidad y el estado de los muelles, poleas y eje (el tubo), que al subir o bajar las cortinas metálicas, asimismo son vitales en una bajada fácil. Del mismo modo, la adecuada pintura de los cinturones es primordial para la presentación de su lugar o negocio.

En Comando Construções tenemos la posibilidad de arreglar y volver a poner sus cortinas metálicas. Si el inconveniente es el engrase, tenemos la posibilidad de reparar sus persianas metálicas engrasando sus persianas metálicas. Si el inconveniente es el eje o el tubo, tenemos la posibilidad de solventarlo a través de métodos de soldadura. Si el inconveniente es el resorte o la polea, asimismo se puede sustituir, arreglar soldando o añadiendo una parte faltante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *